Implante de Placenta

CON PLASMA RICO EN PLAQUETAS (PRP)

El plasma rico en plaquetas (PRP) es un tratamiento rejuvenecedor y antiedad, que consiste en la utilización del propio plasma del paciente que conlleva a una aceleración de la producción de fibroblastos y colágeno tipo III. El concentrado de plaquetas contiene enormes reservas de proteínas y factores de crecimiento que son de vital importancia para iniciar y acelerar la regeneración de la piel.

¿Cómo Funciona la Terapia PRP?

Para preparar el PRP, se toma una pequeña cantidad de sangre del paciente y se coloca en una centrífuga. El proceso lleva alrededor de 15 minutos en la que se aumenta la concentración de plaquetas y factores de crecimiento. Posteriormente se aplica de manera intradérmica en las zonas a tratar dando como resultado un nuevo colágeno, favoreciendo la repitelización y regeneración de la piel.

Sesiones

Las sesiones deben ser cada 21 días y cuantas veces sea necesario. Se recomiendan de 3 a 5 según sea el caso.

Es muy importante la utilización de la protección solar antes y después de iniciar el tratamiento con el fin de reducir los efectos negativos producidos por la exposición solar.

Complementos

El tratamiento se puede complementar con varias alternativas antienvejecimiento de acuerdo al caso como: rellenos faciales con ácido hialurónico, Nutrisim, medicina biologica alemana y vitaminas.

El resultado es rápido

En el transcurso de las sesiones se observa un efecto que ilumina y revitaliza el rostro, transformando la piel en: piel visiblemente más joven, mayor luminosidad, aumenta su grosor, las arrugas se atenúan, piel más suave, tersa, uniforme y disminución de las imperfecciones de la piel, mejorando así mismo las cicatrices produciendo efecto relleno.

Close Menu