Implante de Placenta

Es un tratamiento de origen francés de nueva generación, que proporciona equilibrio en el sistema neurovegetativo y las funciones hormonales. Es excelente utilizarse en el antienvejecimiento dándole mayor energía al paciente, mejorando signos y síntomas de las enfermedades crónico-degenerativas por ejemplo en la piel.

Implante de Placenta

  • Aumenta el recambio metabólico.
  • Aumenta la capacidad para producir componentes vitales.
  • Aumenta la biosíntesis de colágeno por parte de los fibroblastos.
  • Aumenta la secreción celular de pépticos cito reguladores.
  • Reduce las problemas inmunológicos.

Son ricas en elementos curativos y rejuvenecedores y acarrean una asombrosa revitalization, además poseen una notable virtud diurética.

Inyectamos celulares placentarios en los siguientes casos:

  • Formación defectuosa de la placenta.
  • Tras alumbramientos distócicos.
  • Niños nacidos prematuramente, con escaso aumento de peso.
  • Debilidad, estados de agotamiento (por ejemplo después de operaciones de importancia).
  • Enanismo, adenoma hipofisiario basófilo.
  • Amenorreas, oligomenorreas, hipomenorreas, leucorreas, pechos mal desarrollados, lactorreas.
De esta manera podemos tener una perspectiva de las condiciones generales y específicas de salud de cada individuo
  • Trastornos circulatorios (aún de las arterias coronarias) tumefacciones, endarteritis, acrocianosis, sabañones, varices, úlceras crurales, úlceras gástricas y deudenales, estimulante de la diuresis.
  • Atrofia del nervio óptico, glaucoma.
  • Artritis y poliartritis reumática aguda, neuralgias, mialgias.
  • Coriorretinitis, retinitis pigmentosa, miopía progresiva.
  • Calvicie.
  • Tumores benignos y malignos (la placenta detiene su desarrollo y a la vez calma el dolor) simultáneamente con terapia celular de bazo y timo.
  • Para estimular la formación de callo óseo (consolidación de fracturas)